Nosotros

La solidaridad y la ayuda mutua son nuestro norte. Trabajamos para brindarles a las comunidades una mejor calidad de vida. 

Gestión de Riesgos

JFK Cooperativa Financiera en el desarrollo de sus operaciones se expone a diferentes riesgos con los que tiene la probabilidad de incurrir en pérdidas e incluso en la disminución del valor económico de su patrimonio.

La gestión de los riesgos es, entonces, un factor fundamental para el cumplimiento de los objetivos estratégicos de la Cooperativa; así, resulta imprescindible que la Entidad, en función de su exposición a los riesgos, cuente con un sistema de administración de estos, que le permita identificarlos, medirlos, gestionarlos y controlarlos eficazmente a partir de políticas, procedimientos, metodologías de medición y mecanismos de control interno.

La gestión integral de riesgos en la Cooperativa sirve de fundamento para asegurar la liquidez, la rentabilidad y la seguridad en las operaciones de captación y colocación. Para ello, el Consejo de Administración fija las políticas y directrices a seguir y la Administración se encarga de diseñar los procedimientos y controles necesarios para la medición, evaluación y control de los diferentes riesgos.

Para el seguimiento específico de los riesgos se tienen establecidos los siguientes comités de apoyo:

  • Comité de Auditoría
  • Comité de Riesgos
  • Comité de Gestión de Activos y Pasivos – GAP
  • Comité de Evaluación y Calificación de Cartera

SARC: Sistema de Administración de Riesgo Crediticio

+

Es la posibilidad de que la Cooperativa incurra en pérdidas y que se afecte su capital económico como consecuencia de que un deudor incumpla sus obligaciones y/o por el incumplimiento en las condiciones contractuales de un título u operación, ocasionado por el deterioro en la solvencia o liquidez de la contraparte.

La Cooperativa evalúa permanentemente el riesgo incorporado en sus activos crediticios, tanto en el momento de otorgar créditos como a lo largo de la vida de estos. Para tal efecto, dispone de un Sistema de Administración del Riesgo Crediticio - SARC, bajo la supervisión de las áreas encargadas de tal función y siguiendo las directrices del Consejo de Administración.

Mensualmente se realiza el proceso de calificación de cartera y provisión, utilizando para ello los modelos de referencia y demás normas expedidas por la Superintendencia Financiera de Colombia. Además, en desarrollo de una sana política de gestión del riesgo crediticio y fortalecimiento institucional, la Cooperativa constituye provisiones adicionales que superan la exigencia normativa.

Periódicamente se analizan los informes de cartera, con el fin de evaluar la gestión de cobro y la evolución de la cartera, ajustar las políticas existentes de ser necesario y tomar decisiones al respecto; así mismo, se imparte capacitación con el objetivo de afianzar la cultura del riesgo dentro de la Cooperativa.

Qué son las Centrales de Riesgo?

Son entidades que proveen servicios privados de información, a través de la cuales se muestra el comportamiento comercial y financiero de las personas y empresas que son reportadas a ellas. Conoce más aquí.

SARO: Sistema de Administración de Riesgo Operativo

+

Este riesgo se genera por fallas o insuficiencias en los procesos, en los sistemas de información, en los controles internos, en los factores externos y en errores humanos.

La Cooperativa tiene establecidas políticas y procedimientos que garantizan el manejo del negocio dentro de mínimos niveles de riesgo y que permiten su evaluación, verificación, control y prevención de manera oportuna y sistemática.

La Cooperativa tiene implementado un Sistema de Administración de Riesgo Operativo SARO que le permite identificar los riesgos en los diferentes procesos, registrar los eventos que suceden y monitorearlos para establecer las acciones de mejoramiento necesarias. Se cuenta con un Centro de Cómputo de Respaldo CCR dotado y probado, para garantizar la continuidad de las operaciones y el respaldo de la información en caso de eventos imprevistos.

Vale destacar cómo la Cooperativa, más allá de la exigencia normativa, tiene real conciencia de que los riesgos operativos pueden traducirse en pérdidas económicas, porque su estado de resultados lo permite y por la cultura previsiva que le es inherente, tiene constituida una provisión para cubrir este riesgo.

SARLAFT: Sistema de Administración de Riesgos de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo

+

JFK Cooperativa Financiera está expuesta como toda entidad financiera al riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo, para ello y así se expresa en el informe de gestión, tiene establecidas políticas y procedimientos para administrar y controlar dicho riesgo.

En concordancia con lo establecido en las normas vigentes sobre Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo y el Manual del SARLAFT de la Cooperativa:

Se envía oportunamente a la UIAF las operaciones sospechosas que se detectan y los demás reportes que hace referencia el Capítulo XI de la Circular Básica Jurídica 007 de 1996 emitida por la Superintendencia Financiera de Colombia.

Se monitorea y verifica permanentemente el adecuado cumplimiento de los mecanismos y reglas de conducta que deben observar los representantes legales, directivos y empleados de la Cooperativa.

Se presenta y se entregan al Consejo de Administración los informes trimestrales por parte del Oficial de Cumplimiento y de la Revisoría Fiscal, los cuales contienen los resultados de la gestión realizada con miras a asegurar la aplicación correcta de las políticas establecidas y sobre los programas y actividades encaminadas a determinar el adecuado funcionamiento de las medidas de prevención y control en esta materia.

Se revisa y supervisa en cada una de las oficinas de la Cooperativa para verificar directamente el cumplimiento de las políticas y normas y el acatamiento de las recomendaciones impartidas por el Oficial de Cumplimiento y la Auditoría Interna.

Se programan y diseñan capacitaciones al personal y se realiza retroalimentación permanente con el objetivo de darles herramientas y los conocimientos suficientes para que realicen la debida diligencia tanto de asociados, clientes, terceros, usuarios y beneficiarios finales.

Se acompaña permanentemente a los directores de las oficinas en el diligenciamiento de reportes de operaciones inusuales y/o sospechosas.

Capacitación

Como parte integrante y fundamental de la Cultura de Riesgo Corporativo, se encuentra el recurso humano y, por consiguiente, es indispensable que dicho recurso cuente con todos los elementos necesarios para su desempeño, incluyendo, por lo tanto, la capacitación.

Para atender esta necesidad, la Cooperativa desarrolla programas de capacitación e inducción, en los que se incluyen temas del Sistema de Administración del Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo SARLAFT, Sistema de Administración del Riesgo Operativo SARO, Sistema de Administración del Riesgo de Crédito SARC, Sistema de Administración del Riesgo de Liquidez SARL, Sistema de Atención al Consumidor Financiero SAC, finanzas, seguridad bancaria y servicio al cliente.

Tipos de riesgos

+
  • Riesgo Legal
    La Cooperativa previene el riesgo legal mediante un estricto cumplimiento de las normas que regulan su actividad mercantil y sus operaciones financieras; la Cooperativa vela porque las relaciones jurídicas con terceros estén adecuadamente soportadas en contratos técnicamente elaborados y procura detectar oportunamente situaciones futuras de riesgo.

    La Cooperativa respeta los derechos de autor, utiliza únicamente software o licencias adquiridas legalmente y no permite que en sus equipos se corran programas ilegales.

  • Riesgo de Mercado
    Entendido como la posibilidad de incurrir en pérdidas e, incluso, en la disminución del valor económico de su patrimonio, como consecuencia de cambios en el precio de los instrumentos financieros en los que se mantienen posiciones dentro o fuera del balance, lo que puede llegar a afectar la percepción del mercado sobre la estabilidad y viabilidad financiera de la Cooperativa.

    De acuerdo con lo establecido por la Superintendencia Financiera de Colombia, Capítulo XXI de la Circular Básica Contable y Financiera, “Reglas aplicables a la gestión de riesgos de mercado”, la Cooperativa, dado el tipo de operaciones e instrumentos financieros que maneja, está expuesta únicamente al riesgo de tasa de interés en moneda legal.

  • Riesgo de Liquidez
    Insuficiencia de activos líquidos disponibles y/o necesidad de asumir costos inusuales de fondeo para cumplir plenamente, de manera oportuna y eficiente, los flujos de caja esperados e inesperados, vigentes y futuros, sin afectar el curso de las operaciones diarias o la condición financiera de la Cooperativa.

La medición del riesgo de liquidez permite analizar la capacidad de respuesta de la Cooperativa para atender los vencimientos de sus pasivos a un costo razonable, así como la colocación de préstamos e inversiones.

Mediante análisis permanente se determinan las fuentes primarias y secundarias de liquidez, con el propósito de garantizar la estabilidad y suficiencia de los recursos y de minimizar las concentraciones de las fuentes.

El Consejo de Administración y la Alta Gerencia conocen la situación de liquidez de la Cooperativa y toman las decisiones necesarias, teniendo en cuenta los activos líquidos que deban mantenerse, la tolerancia en el manejo de la liquidez mínima, las estrategias para el otorgamiento de préstamos y la captación de recursos, las políticas sobre la colocación de excedentes de liquidez, los cambios en las características de los productos y la diversificación de las fuentes de fondos para evitar la concentración de las captaciones en pocos ahorradores.

La Cooperativa adopta dos metodologías para la medición del Indicador de Riesgo de Liquidez – IRL. La primera es la metodología estándar descrita por la Superintendencia Financiera de Colombia, utilizada para reporte del IRL al ente de supervisión, que considera y prevé escenarios potenciales para cuantificar el nivel mínimo de activos líquidos y los requerimientos netos de fondos que le permitan a la Entidad cumplir oportunamente con la totalidad de las obligaciones de pago. La segunda, es la metodología interna, utilizada en la gestión y análisis de escenarios bajo estrés del Riesgo de Liquidez.